Siempre informados sobre las nuevas situaciones legales


Con la directriz de la UE 2002/91/UE y la versión 2010/317EU del 19 de mayo del 2010 revisada, los estados europeos fueron obligados a la regularización por Ley al cálculo energético mediante un certificado de eficiencia energética para inmuebles de nueva construcción así como inmuebles ya existentes.
Por ejemplo en Alemania se regula la emisión, uso, etc. del certificado energético mediante la “Ordenanza del ahorro energético” (EnEV).
Desde septiembre del 2006 también es obligatorio en España la entrega de este certificado junto a la licencia de obra de construcciones nuevas.
Mediante el real decreto (RD 235/2013) del 5 de abril del 2013 ahora esta normativa también afecta a inmuebles ya existentes, los cuales o están alquilados o van a ser vendidos.
La meta de esta directriz es la reducción de las emisiones de CO2, es decir los gases de efecto invernadero.